contrACultura

Diario Digital ContraPunto

San Salvador, 25 de Marzo de 2017
Imprimir

Beethoven, un prodigio de la música clásica

beethoven


A pesar de ser uno de los grandes compositores de la historia, Beethoven tuvo una vida difícil.

 

Por Miriam García

 

San Salvador-Un día como hoy, en 1770 nació el compositor Alemán Ludwig Van Beethoven en la ciudad de Bonn en el seno de una familia flamenca. Desde muy joven tuvo afinidad para la música y por ello su padre le inscribió en academias musicales.

 

En 1779 conoció al organista Christian Gottlob Neefe y allí comenzó un estudio mucho más serio y profundo. Este maestro le inició en los estudios del método de Bach. Bethoveen se codeo desde muy jovencito con grandes compositores y músicos de su época. De acuerdo al sitio «Biografías y vidas»,  fue miembro de la orquesta de la corte de Bonn desde 1783 y en 1787 empezó a recibir clases también con Mozart. También conoció a Haydn en 1792.

En esas épocas empezó a deslumbrar al público de Vienna -el «faro cultural» de la época con sus composiciones y sus improvisaciones magistrales en los conciertos que realizaba.

 

Ya que había perdido a su padre en 1787, Bethoveen se sintió con la responsabilidad de apoyar a su familia y a sus hermanos menores. A pesar de los problemas de su vida personal, su carrera y su vida artística, Bethoveen  siguió cosechando éxitos y educándose en la música.

 

Para inicios de 1800, no obstante su talento musical, Bethoveen empezó a padecer de sordera, que cada vez fue en aumento. Inclusive se lo confesó a su amigo Wegeler que le preocupaba el avance de su estado, sin embargo, continuó componiendo hasta su muerte, el 16 de marzo de 1827 en Viena. En cuanto a su vida pesonal, mantuvo un romance con la viuda del conde Deymn, Josephine Brunswick, pero su relación no pudo concretarse en matrimonio debido a las estrictas relaciones sociales de la época. Más adelante, en 1812, escribió una apasionada carta a su «Amada Inmortal», de quien la historia aún no ha podido establecer su identidad.

 

A pesar de su trabajo y la admiración que despertaba como compositor, tuvo problemas económicos en Viena, lo que le obligó a radicarse por unos años en Holanda. Parte de sus problemas económicos fueron los tristes finales de sus benefactores.

En cuanto a su prolífico trabajo como compositor y músico, los trabajos de Bethoveen se dividen en tres etapas. Las primeras composiciones realizadas hasta 1800 y muy marcadas por lo que aprendía de sus maestros, de Mozart y de Haydn. La segunda, de 1801 a 1814, calicada como la de madurez en el trabajo del artista, donde realizó obras completamente originales, como la ópera Fidelio, que inicialmente tituló Leonore; y una tercera que desarrolló hasta su muerte y que tiene obras más personales e innovadoras para su tiempo. Aquí encontramos trabajos como la 9ª Sinfonía. Este período también estuvo marcado por  su padecimiento de sordera, ya bastante avanzado y que le acompañó también, hasta la muerte.

Compartir

Escribir un comentario

Norma de uso obligatoria

  • Los comentarios tienen que referirse al tema publicado
  • No se publicarán comentarios fuera de la ley local (difamaciones)
  • No está permitido el lenguaje soez ni ataques personales
  • Reservamos el derecho de eliminar comentarios inapropiados
  • Comentarios breves, no más de 20 líneas
  • No publicaremos anónimos ni falsas identidades

Aclaramos que no publicamos comentarios automáticamente

La opinión de los lectores, no es la de contrACultura


Código de seguridad
Refescar