contrACultura

Diario Digital ContraPunto

San Salvador, 27 de Julio de 2017
Imprimir

Dinámica sociocultural de Joya de Cerén

joya-ceren-b

El libro aborda los elementos que conforman el Cantón Joya de Cerén

Por Carlos Benjamín Lara Martínez (*)

El viernes 11 de Octubre de 2013 se presenta el libro: Joya de Cerén: la Dinámica Sociocultural de una Comunidad Semicampesina de El Salvador, publicado por la Dirección de Publicaciones e Impresos de la Secretaría de Cultura de la Presidencia. Esta es la Segunda Edición de este libro, cuyo objetivo es proporcionar una visión de la dinámica sociocultural global de esta comunidad, el cantón Joya de Cerén en el municipio de San Juan Opico. El interés de esta investigación consiste en dar cuenta de la manera como se integran las diferentes instancias que componen la vida social de esta comunidad, pues hasta la fecha en El Salvador han sido muy escasos los estudios que documentan todo lo que implica la vida social y cultural de una comunidad o asentamiento humano en el área rural.

En general, en El Salvador han predominado las investigaciones especializadas sobre estructura económica o comportamiento político, pero poco se ha estudiado las estructuras de solidaridad y ayuda mutua que se construyen en las comunidades rurales, así como los sistemas de representación simbólica a través de los cuales se transmiten los valores y las normas sociales que orientan la vida cotidiana de los individuos.

Más escasos aún han sido los estudios que dan cuenta de todos los aspectos o instancias que componen la vida social de una comunidad y cómo cada una de las instancias condiciona el funcionamiento de las otras instancias o partes del cuerpo social. La escasez de investigaciones de esta naturaleza en El Salvador representa un vacío en el conocimiento de nuestra sociedad, pues carecemos de un conocimiento preciso del funcionamiento de una comunidad rural en tanto que totalidad social.

Este vacío ha tenido repercusiones negativas en los proyectos que se impulsan en el país, pues cuando sólo se contempla uno o dos aspectos del cuerpo social no se puede medir todas las consecuencias que va a tener la modificación de un aspecto determinado o la manera como los supuestos beneficiarios van a reaccionar frente a una modificación de su estilo de vida. Si se quiere, por ejemplo, impulsar un proyecto de desarrollo socioeconómico debemos tomar en cuenta que la estructura económica forma parte de un todo más amplio, es decir, que está relacionada no sólo con las demás relaciones sociales que conforman la estructura social, sino también con la cosmovisión de los pobladores, de tal manera que la concepción que un pueblo tiene sobre el proceso de producción de bienes y servicios tiene que ver con la concepción que ese pueblo ha desarrollado sobre la vida humana o sobre su papel en el mundo. Así, las festividades religiosas no están desligadas de la vida económica de una población.

Especialmente cierto es este planteamiento para el proceso productivo que se ha dado en llamar economía de subsistencia, relacionado principalmente con la producción de granos básicos a pequeña escala y con la práctica de asociar diferentes cultivos en una misma parcela. La resistencia que encontramos en la población rural para dejar de producir bajo el sistema de subsistencia, se explica porque este sistema de producción no sólo garantiza la subsistencia del grupo familiar en un contexto de incertidumbre económica, dominado por un sistema de mercado que el pequeño agricultor no logra controlar, sino que también por el hecho que la economía de subsistencia está relacionada con la reproducción de la vida social y cultural de las comunidades rurales, es decir, con el desenvolvimiento de sus relaciones de solidaridad y ayuda mútua y con el ciclo ritual.    

En este contexto, el estudio del cantón Joya de Cerén puede ser útil para aquéllos que están interesados en mejorar las condiciones de vida de las poblaciones rurales de El Salvador, sobre todo porque se insiste en el carácter integral de los fenómenos sociales, es decir, que ningún fenómeno social puede entenderse en toda su complejidad si no se le ubica en su contexto global, en el funcionamiento de la totalidad social. De la misma manera, el desarrollo económico de un cantón o comunidad rural no debe reducirse a su dimensión económica, pues involucra a la sociedad global y es esta sociedad como totalidad la que facilita u obstaculiza un proyecto determinado.

Por mi parte, ofrezco en este libro un estudio integral de la dinámica sociocultural del cantón Joya de Cerén. Espero que el conocimiento del comportamiento sociocultural global de este cantón proporcione una visión más clara de los posibles proyectos que se puedan llevar a cabo y la manera más adecuada de intervenir en la comunidad.

temascal

Estructura de temascal encontrada en Joya de Cerén

 Planteamiento metodológico

El criterio fundamental que rige esta investigación es que la comunidad rural debe ser considerada como totalidad social. Este carácter de totalidad exige tratar a la comunidad o cantón desde la perspectiva de su funcionamiento integral, en el sentido que cada una de las partes se encuentra en una relación de interdependencia e interdeterminación con respecto a las demás partes que constituyen el todo social, de tal manera que entre una instancia de la sociedad y las demás existe una doble determinación: un movimiento que va de una instancia determinada hacia las demás instancias o partes de la sociedad, y otro que va de éstas hacia la primera.

En esta línea de pensamiento, se hace necesario tomar como punto de partida el postulado general que señala la determinación del todo sobre sus partes, no obstante que en el estudio concreto de una comunidad o cantón se pueda identificar una o dos instancias como el elemento o los elementos centrales que permiten la articulación del todo social. Pero aún en este caso, hay que insistir que esas instancias rectoras no funcionan de manera aislada o independientemente de las demás instancias de la comunidad, sino que su papel articulador lo realizan precisamente por la relación de interdependencia e interdeterminación que mantienen con la totalidad social.

En términos generales, podemos distinguir tres grandes niveles de interpretación: el estudio de la historia local, que permite observar a la comunidad rural en constante transformación; el estudio de la estructura de relaciones sociales, lo que normalmente se conoce como estructura social, que incluye las relaciones económicas, políticas y de ayuda mutua; y el estudio del sistema de representación simbólica, que nos lleva a desentrañar el sistema de normas y valores que ha sido creado a través de la interacción social. Estos tres grandes niveles del comportamiento humano son los que constituyen el sistema social, responsable de la organización de la vida cotidiana que observamos en una comunidad determinada.            

Es importante insistir que estos niveles de interpretación no son más que perspectivas a través de las cuales se aborda una realidad que en esencia es una realidad única, indivisible, y que sólo puede ser captada si se le estudia integralmente, como una única totalidad. En este sentido, considero que es necesario superar el método analítico para el estudio del funcionamiento global de una comunidad, al menos como método de investigación, pues este método tiende a dividir la realidad social en partes, estudiando cada una de las partes aisladamente, por lo que luego se necesita re-integrar los fragmentos para reconstruir la totalidad social. Este proceso de división-reconstrucción supone un proceso de parcialización que no logra captar la realidad social en toda su complejidad.

Por el contrario, si bien por razones de presentación de los resultados de esta investigación me he visto obligado a seguir la división de instancias que tradicionalmente se considera que constituye una comunidad rural, pues representa el patrón que permite lograr una presentación más ordenada de los resultados obtenidos, he mantenido en esta investigación un proceso diferente al que prescribe el método analítico. Siguiendo el punto de vista del eminente antropólogo norteamericano Alfred Kroeber, considero que el estudio de la realidad social debe orientarse con base en una perspectiva sintética, es decir, lejos de descomponer la totalidad social en partes y estudiar cada una de sus partes separadamente, he tomado como punto de partida la totalidad social, es decir, la comunidad como un todo, y el estudio de las diversas instancias (historia local, economía, relaciones de solidaridad, conflicto político, procesos religiosos) se ha llevado a cabo sin desligarlas del todo al cual están integradas.

Pero este planteamiento en ningún momento pretende borrar las diferencias que existen entre las instancias que componen una sociedad determinada. Lo único que me interesa señalar es que si se quiere comprender el funcionamiento global de una comunidad, es incorrecto partir del estudio separado de las diversas instancias para llegar finalmente a la totalidad social. Sólo si tomamos el punto de vista de la totalidad lograremos comprender el funcionamiento del todo social. Las instancias que lo componen deberán estudiarse no aislándolas del conjunto del que forman parte, sino como elementos integrados al todo social, como elementos en relación permanente de interdependencia.      

joya-ceren-c

Directora general de la UNESCO, Irina Bokova, en recorrido por el sitio

Tomando como punto de partida la concepción sintética de la sociedad, considero que la comunidad rural puede concebirse como un sistema social en el cual cada uno de los elementos está relacionado con el todo social, de tal manera que la modificación de uno de los elementos supone la modificación de todos los demás. Este concepto de sistema social proporciona la idea de totalidad que he venido desarrollando, pues hace referencia a la integración de las diferentes partes del todo social, en donde la relación que mantienen los elementos (o instancias de la sociedad) entre sí tiene mayor trascendencia que el estudio de los elementos aisladamente.En este sentido, la interpretación de los fenómenos que he presenciado en el cantón de Joya de Cerén no se basa en un proceso de aislamiento o descomposición de la realidad observada, sino más bien en la contextualización de estos fenómenos en la dinámica sociocultural global. Se comprende, entonces, que el proceso por el cual he generado el conocimiento ha seguido un curso exactamente contrario al prescrito por el método científico basado en la perspectiva analítica. Para utilizar una frase de Elvin Hatch a propósito del punto de vista metodológico de Alfred Kroeber: "Whereasscienceisolatesprocess, thehistoricalapproachlocatespatterns" (1973, 95)[1]

Este sistema social no es un objeto que podamos observar directamente sobre el terreno, sino que supone una construcción teórica que el investigador elabora tanto con base en un marco de interpretación como en los procesos empíricos que éste observa en la investigación de campo. Esta oscilación entre teoría y observación conduce al antropólogo a alternar dos métodos diferentes, el deductivo y el inductivo, que de acuerdo con Claude Lévi Strauss (1961, XXXII) constituye el rasgo distintivo de la antropología sociocultural.

(*) Antropólogo de la Universidad de El Salvador

Nota: Una traducción libre de esta frase sería: “mientras la ciencia aisla procesos, el método histórico contextualiza patrones”. Unicamente quisiera aclarar que cuando Kroeber hablaba del método histórico no se refería sólo a lo que actualmente conocemos como la displina de la historia, sino que en un sentido más general se refería al estudio de los fenómenos socioculturales.

Compartir

Escribir un comentario

Norma de uso obligatoria

  • Los comentarios tienen que referirse al tema publicado
  • No se publicarán comentarios fuera de la ley local (difamaciones)
  • No está permitido el lenguaje soez ni ataques personales
  • Reservamos el derecho de eliminar comentarios inapropiados
  • Comentarios breves, no más de 20 líneas
  • No publicaremos anónimos ni falsas identidades

Aclaramos que no publicamos comentarios automáticamente

La opinión de los lectores, no es la de contrACultura


Código de seguridad
Refescar