contrACultura

Diario Digital ContraPunto

San Salvador, 25 de Marzo de 2017
Imprimir

La transculturización

Lo imposible es escapar de este proceso, lo posible es crear un equilibrio, entre nuestra cultura y las influencias externas para no perder nuestra identidad

SAN SALVADOR – La transculturización es un fenómeno que se produce cuando un pueblo o grupo social recibe formas culturales provenientes de otro lugar y que de alguna manera sustituyen las propias.

Dicho proceso, en la actualidad, es un producto de la globalización y con ella observamos una influencia externa que nos hace considerar, de una nueva perspectiva, el surgimiento de nuevos paradigmas.

Este tema, altamente discutido, es para unos una pérdida o una invasión de la identidad, y para otros una evolución o ganancia de nuevas ideologías y elementos culturales. Sin embargo, desde cualquier punto de vista que se considere, este fenómeno es una realidad que se vive a diario, y es casi imposible escapar de ella.

Las influencias del exterior se observan en cualquier aspecto, por ejemplo, en el artístico, y no solo acá, sino en muchos lugares del mundo; no solo ahora, sino desde siempre. Esto ha dado paso a surgimientos de muchas tendencias y expresiones que permitieron al arte evolucionar y atravesar las fronteras geográficas e históricas.

Lo imposible es escapar de este proceso, lo posible es crear un equilibrio, entre nuestra cultura y las influencias externas para no perder nuestra identidad, de esta manera podríamos tomar lo positivo de otros países y utilizarlo para observar y aprender la manera en que algunas naciones crecieron y evolucionaron.

Si pudiéramos dejar de imitar los malos hábitos y captáramos solamente aquello que nos beneficie como sociedad y como individuos, seguramente ya estaríamos más cerca del desarrollo, esta condición no es imposible de alcanzar, muchos países como Noruega lo consiguieron relativamente en poco tiempo.

Fuera de lo superficial, la transculturización vista como una serie de instrucciones para ser mejores podría ayudarnos en muchos aspectos, esto no significa dejar de lado las cosas que aquí se hacen, u olvidarnos de lo “propio” sino solo “escuchar” el consejo y entender que se puede aprender mucho de otras naciones, y cuando lo logremos, otras naciones podrán aprender mucho de nosotros.

Compartir

Comentarios   

 
+2 #2 Tomarctus Molina 09-07-2012 20:59
Quizás valdría aclarar la intervención anterior y la utilización de Joyce como figura, puesto que, al no ser estadounidense, sí es una de las máximas figuras de la literatura anglosajona y por lo tanto es casi ineludible su interpretación junto a escritores como Faulkner y Whitman, en el ámbito literario.
Citar
 
 
+3 #1 Tomarctus Molina 09-07-2012 20:53
En nuestro país el ejemplo más evidente de transculturizac ión es el que se genera a través de la aceptación, cada vez más frecuente y masiva, de valores culturales estadounidenses . Aquellos valores que conforman la llamada "cultura de consumo". Claro está que Estados Unidos aporta un legado cultural mucho mayor que eso. Al menos en el ámbito de la literatura que es el que yo manejo mejor, me siento fiel y muy apegado a lo que significa un Faulkner. un Joyce, un Whitman y definitivamente puedo apreciarlos con admiración y con una profunda nostalgia por ser tan poco leídos en nuestro país. No obstante, frente a Faulkner o un Desleal, por poner un ejemplo nomás, me rindo ante Desleal y lo prefiero. Ese papel de "receptor" cultural, que todos los países del mundo juegan, es imprescindible pero hay que "saber" entenderlo, hacerlo selectivo. Y a propósito, me lamenta observar que este artículo no tenga comentarios de la audiencia, cuando uno de política tiene casi 7 diariamente.
Citar
 

Escribir un comentario

Norma de uso obligatoria

  • Los comentarios tienen que referirse al tema publicado
  • No se publicarán comentarios fuera de la ley local (difamaciones)
  • No está permitido el lenguaje soez ni ataques personales
  • Reservamos el derecho de eliminar comentarios inapropiados
  • Comentarios breves, no más de 20 líneas
  • No publicaremos anónimos ni falsas identidades

Aclaramos que no publicamos comentarios automáticamente

La opinión de los lectores, no es la de contrACultura


Código de seguridad
Refescar