contrACultura

Diario Digital ContraPunto

San Salvador, 23 de oct. de 2017

Los hijos de los días: 23-31 Mayo

los-hijos-de-los-dias-eduardo-galeano

El último libro de Eduardo Galeano

Mayo 23

La fabricación del poder


En 1937 murió John D. Rockefeller, dueño del mundo, rey del petróleo, fundador de la Standard Oil Company. Había vivido casi un siglo.
En la autopsia, no se encontró ningún escrúpulo.

Mayo 24

Los herejes y el santo


En este día del año 1543, murió Nicolás Copérnico. Murió mientras se ponían en circulación los primeros ejemplares del libro suyo que demostró que el mundo gira alrededor del sol.
La Iglesia prohibió el libro, por ser falso y contrario a las Sagradas Escrituras; envió a la hoguera al sacerdote Giordano Bruno, por difundirlo, y obligó a que Galileo Galilei negara haberlo leído y creído.

Tres siglos y medio después, el Vaticano se arrepintió de haber asado vivo a Giordano Bruno y anunció que iba a erigir, en sus jardines, una estatua de Galileo
Galilei. La embajada de Dios en la tierra se toma su tiempo para hacer justicia.
Pero al mismo tiempo que perdonaba a estos herejes, el Vaticano hizo santo al cardenal de la Inquisición Roberto Bellarmino, santo Roberto que estás en los cielos, que había acusado y sentenciado a Bruno y a Galileo.

Mayo 25

Herejías

En el año 325, en la ciudad de Nicea, se celebró el primer concilio ecuménico de la cristiandad, convocado por el emperador Constantino.
Durante los tres meses que duró el concilio, trescientos obispos aprobaron algunos dogmas necesarios en la lucha contra las herejías, y decidieron que la palabra herejía, del griego haíresis, que significaba elección, pasara a significar error.
O sea: comete error quien elige libremente y desobedece a los dueños de la fe.

Mayo 26              

Sherlock Holmes murió dos veces

La primera muerte de Sherlock Holmes ocurrió en 1891. Lo mató su papá: el escritor Arthur Conan Doyle ya no pudo soportar que su pedante criatura fuera más famosa que él, y desde una altura de los Alpes arrojó a Sherlock al abismo.
La noticia se conoció poco después, cuando se publicó en la revista Strand. Entonces el mundo entero se vistió de luto, la revista perdió a sus lectores y el escritor perdió a sus amigos.
No demoró mucho la resurrección del más famoso de los detectives.
Conan Doyle no tuvo más remedio que devolverlo a la vida.
De la segunda muerte de Sherlock, nada se sabe. En su casa de Baker Street, nadie atiende el teléfono. Ya le habrá llegado la hora, eso es seguro, porque de morir habemos, aunque llama la atención que nunca se haya publicado su necrológica en las páginas del Times.

Mayo 27

Querido vagabundo


En 1963, murió Fernando.
Él era un libre. Era de todos, y de nadie era.
Cuando se aburría de correr gatos en las plazas, se echaba a callejear con sus amigos cantores y guitarreros, y con ellos rumbeaba hacia la música, sonara donde sonara, de fiesta en fiesta.

En los conciertos, era infaltable. Crítico de fino oído, sacudía el rabo si le gustaba lo que oía. Si no, gruñía. Cuando lo capturó la perrera, una pueblada lo liberó. Cuando lo pisó un auto, el mejor médico lo atendió, y en su consultorio lo internó.

Sus pecados carnales, cometidos en plena vía pública, solían ser castigados con pateaduras que lo dejaban maltrecho, y entonces las brigadas infantiles del club Progreso le prodigaban cuidados intensivos. En su ciudad, Resistencia, en el Chaco argentino, hay tres estatuas de Fernando.

 

Mayo 28

Oswiecim
En el día de hoy del año 2006, el papa Benedicto, sumo pontífice de la Iglesia Católica, paseó entre los jardines de la ciudad que se llama, en lengua polaca, Oswiecim.
A cierta altura del paseo, el paisaje cambió. En lengua alemana, la ciudad de Oswiecim se llama
Auschwitz. Y en Auschwitz, el Papa habló. Desde la fábrica de muerte más famosa del mundo, preguntó:
—Y Dios, ¿dónde estaba?
Y nadie le informó que Dios nunca había cambiado de domicilio.
Y preguntó:
—¿Por qué Dios se quedó callado?
Y nadie le aclaró que quien se había quedado callada era la Iglesia, su Iglesia, que en nombre de Dios hablaba.

 

Mayo 29

Vampiros
En el verano de 1725, Petar Blagojevic se levantó de
su ataúd, en la aldea de Kisiljevo, mordió a nueve vecinos y les bebió la sangre. Por orden del gobierno de Austria, que por entonces mandaba en aquellos pagos, las fuerzas del orden lo mataron definitivamente clavándole una estaca en el corazón. Petar fue el primer vampiro oficialmente reconocido, y el menos célebre.

El más exitoso, el conde Drácula, nació de la pluma de Bram Stoker, en 1897.
Más de un siglo después, Drácula se jubiló. No le preocupaba para nada la competencia de los vampiritos y vampiritas cursilones que Hollywood estaba fabricando; pero en cambio sí que lo angustiaban otras hazañas insuperables.
No tuvo más remedio que retirarse. Sentía un incurable complejo de inferioridad ante los poderosos glotones que fundan y funden bancos y chupan la sangre del mundo como si fuera pescuezo.

Mayo 30

De la hoguera al altar

En este día de 1431, una muchacha de diecinueve años fue quemada viva en el mercado viejo de Rouen.Ella subió al cadalso con un enorme gorro, donde se leía:
Herética,
Reincidente,
Apóstata,
Idólatra.
Después de quemada, fue arrojada al río Sena, desde lo alto de un puente, para que las aguas se la llevaran lejos.
Ella había sido condenada por la Iglesia Católica y el Reino de Francia.
Se llamaba Juana de Arco.
¿Les suena?

 

Mayo 31

La incombustible

La Signora Girardelli, hacedora de prodigios, dejó bizco al público europeo, allá por el año 1820.
Ella acariciaba sus brazos con velas encendidas, bailaba descalza sobre la hoguera y la revolvía con sus manos, se sentaba sobre hierros que humeaban al rojo vivo, se bañaba en llamas, hacía buches de aceite hirviente, tragaba fuego, mascaba brasas y las escupía convertidas en libras esterlinas… Y al cabo de tan ardientes exhibiciones, mostraba su cuerpo invicto, su piel del
color de la nieve, y recibía ovaciones.
—Son trucos —decían los criticones.
Ella no decía nada.

 

Bibliografía:

 Galeano, Eduardo

 Los hijos de los días.- 1ª ed.- Buenos Aires: Siglo Veintiuno Editores 

Argentina, 2012.

432 p.: il.; 21x14 cm.- (Biblioteca Eduardo Galeano)

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 1-7 de enero

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 8-15 de enero

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 16-22 enero

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 23-31 enero

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 1-7 febrero

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 8-15 febrero

LOS HIJOS DE LOS DÍAS:16-22 febrero

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 23-29 febrero

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 1-7 marzo

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 8-15 marzo

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 16-22 marzo

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 23-31 marzo 

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 1-15 abril

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 16-30 abril

LOS HIJOS DE LOS DÍAS:  1-15 mayo

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 16-22 mayo

Compartir

Escribir un comentario

Norma de uso obligatoria

  • Los comentarios tienen que referirse al tema publicado
  • No se publicarán comentarios fuera de la ley local (difamaciones)
  • No está permitido el lenguaje soez ni ataques personales
  • Reservamos el derecho de eliminar comentarios inapropiados
  • Comentarios breves, no más de 20 líneas
  • No publicaremos anónimos ni falsas identidades

Aclaramos que no publicamos comentarios automáticamente

La opinión de los lectores, no es la de contrACultura


Código de seguridad
Refescar