contrACultura

Diario Digital ContraPunto

San Salvador, 23 de oct. de 2017

Los hijos de los días: 8-15 julio

los-hijos-de-los-dias-eduardo-galeano 1


El último libro de Eduardo Galeano


Julio 8

El Líder Perpetuo


En 1994, murió el inmortal.

Murió, pero no murió.

Según la Constitución de Corea del Norte, redactada por él mismo, Kim Il Sung había nacido en el día primero de la Nueva Era de la Humanidad, y era Presidente Eterno.

La Nueva Era, por él inaugurada, continúa; y él también: Kim Il Sung sigue mandando desde sus estatuas, que son los edificios más altos del país.


Julio 9

Los soles que la noche esconde


En el año 1909, nació Vitalino en el nordeste del

Brasil.

Y la tierra seca, donde nada crece, fue tierra mojada, para que brotaran sus hijos de barro.

Al principio fueron juguetes, que sus manos modelaron para que le acompañaran la infancia.

Y el paso del tiempo convirtió los juguetes en pequeñas esculturas, tigres y cazadores, labradores con sus azadas excavando la tierra dura, los guerreros del desierto alzando fusiles, las caravanas de los retirantes expulsados por la sequía, los guitarreros, las bailanderas, los enamorados, las procesiones, los santos...

Y así los dedos mágicos de Vitalino contaron la tragedia y la fiesta de su gente.


Julio 10

La fabricación de novelas

 

En este aciago día de 1844, los franceses se quedaron sin nada que leer. La revista Le Siècle publicó la entrega final de los dieciséis capítulos de la novela de aventuras que toda Francia devoraba. Se acabó. ¿Y ahora? Sin Los tres mosqueteros, que en realidad eran cuatro, ¿quién se jugaría la vida, cada día, por el honor de una reina?

El autor, Alejandro Dumas, escribió esta obra, y trescientas más, a un ritmo de seis mil palabras por día. Los envidiosos decían que esta hazaña del atletismo literario era posible por su costumbre de firmar páginas ajenas, robadas de otros libros o malpagadas a los obreros

de la pluma que trabajaban para él.

Quizá sus banquetes interminables, que le inflaban la panza y le vaciaban los bolsillos, lo obligaban a producir, en serie, obras por encargo.

El gobierno francés le pagó, por ejemplo, la novela Montevideo o la Nueva Troya. Sus páginas estaban dedicadas a los heroicos defensores de ese puerto que Adolphe Thiers llamaba nuestra colonia de Montevideo, y Dumas no conocía ni de oídas. La obra debía otorgar alturas

épicas a la defensa del puerto contra los hombres de la tierra, aquellos gauchos descalzos que Dumas llamó salvajes azotes de la Civilización.


Julio 11

La fabricación de lágrimas


En 1941, todo Brasil lloraba el primer radioteatro:

Crema dental Colgate presenta…

“¡En busca de la felicidad!”

El drama había sido importado de Cuba y adaptado a la realidad nacional. Los personajes tenían dinero de sobra, pero eran desdichados. Cada vez que estaban a punto de alcanzar la felicidad, el Destino cruel echaba todo a perder. Así pasaron casi tres años, capítulo tras capítulo, y ni las moscas volaban cuando llegaba la hora de la novela.

No había radios en algunas aldeas escondidas en el interior de Brasil. Pero siempre había alguien dispuesto a cabalgar unas cuantas leguas, escuchar el capítulo, memorizarlo bien y regresar al galope. Entonces el jinete contaba lo que había oído. Y su relato, mucho más

largo que el original, convocaba a una multitud de vecinos ávidos por saborear las últimas desgracias, con ese impagable placer de los pobres cuando pueden sentir lástima por los ricos.


Julio 12

La consagración del goleador


En 1949, Gian Piero Boniperti fue el goleador del campeonato italiano y su estrella más brillante. Según dicen los decires, él había nacido al revés, con un piecito pateando el aire, y desde la cuna viajó hacia la gloria futbolera.

El club Juventus le pagaba una vaca por gol.

Altri tempi.


Julio 13

El gol del siglo


En este día del año 2002, el máximo organismo del fútbol dio a conocer el resultado de una encuesta universal: Elija usted el gol del siglo veinte.

Ganó, por abrumadora mayoría, el gol de Diego Maradona en el Mundial de 1986, cuando bailando, con la pelota pegada al pie, dejó a seis ingleses perdidos en

el camino.

Ésa fue la última imagen del mundo que vio Manuel Alba Olivares.

Él tenía once años, y en ese mágico momento los ojos se le apagaron para siempre. Ha guardado el gol intacto en su memoria, y lo relata mejor que los mejores locutores.

Desde entonces, para ver fútbol y otras cosas no tan

importantes, Manuel pide prestados los ojos de sus amigos.

Gracias a ellos, este colombiano ciego fundó y preside un club de fútbol, fue y sigue siendo director técnico del equipo, comenta los partidos en su programa de radio, canta para divertir a la audiencia y en los ratos libres trabaja de abogado.


Julio14

El baúl de los perdedores


Helena Villagra soñó con un inmenso baúl.

Ella lo abría con una llave muy vieja y del baúl brotaban goles perdidos, penales errados, equipos derrotados, y los goles perdidos entraban al arco, la pelota desviada corregía su rumbo y los perdedores festejaban su victoria. Y aquel partido al revés no iba a terminarse

nunca, mientras la pelota siguiera volando, y el sueño también.


Julio 15

Una ceremonia de exorcismo


En esta noche de 1950, víspera de la final del campeonato mundial de fútbol, Moacir Barbosa durmió arrullado por los ángeles.

Él era el hombre más querido de todo Brasil. Pero al día siguiente, el mejor arquero del mundo pasó a ser un traidor a la patria: Barbosa no había sido capaz de atajar el gol uruguayo que arrebató a Brasil el trofeo mundial.

Trece años después, cuando el estadio de Maracaná renovó sus arcos, Barbosa se llevó los tres palos donde aquel gol lo había humillado. Y partió los palos a golpes de hacha, y los quemó hasta hacerlos ceniza. Ek exorcismo no lo salvó de la maldición.


Bibliografía:

Galeano, Eduardo

 Los hijos de los días.- 1ª ed.- Buenos Aires: Siglo Veintiuno Editores 

Argentina, 2012.

432 p.: il.; 21x14 cm.- (Biblioteca Eduardo Galeano)

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 1-7 de enero

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 8-15 de enero

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 16-22 enero

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 23-31 enero

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 1-7 febrero

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 8-15 febrero

LOS HIJOS DE LOS DÍAS:16-22 febrero

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 23-29 febrero

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 1-7 marzo

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 8-15 marzo

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 16-22 marzo

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 23-31 marzo 

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 1-15 abril

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 16-30 abril

LOS HIJOS DE LOS DÍAS:  1-15 mayo

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 16-22 mayo

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 23-31 mayo

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 1-7 junio

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 8-15 junio

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 16-22 junio 

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 23-30 junio

LOS HIJOS DE LOS DÍAS: 8-15 julio

Continúa la próxima semana


 

Compartir

Escribir un comentario

Norma de uso obligatoria

  • Los comentarios tienen que referirse al tema publicado
  • No se publicarán comentarios fuera de la ley local (difamaciones)
  • No está permitido el lenguaje soez ni ataques personales
  • Reservamos el derecho de eliminar comentarios inapropiados
  • Comentarios breves, no más de 20 líneas
  • No publicaremos anónimos ni falsas identidades

Aclaramos que no publicamos comentarios automáticamente

La opinión de los lectores, no es la de contrACultura


Código de seguridad
Refescar