contrACultura

Diario Digital ContraPunto

San Salvador, 27 de Julio de 2017
Imprimir

Maktub: un espacio cultural en el corazón de San Salvador

foto cortesía

El proyecto surge como un ambiente alternativo para el rescate de la memoria histórica a través de la cultura

 Por: Wendy Hernández.

En medio del bullicio y ventas informales se encuentra una propuesta para la promoción del arte popular en su máxima expresión. Ubicado en la esquina opuesta del Cine Metro y dentro del edificio Letona del centro de San Salvador  se encuentra   el espacio cultural llamado: Maktub Café Cultural.

El proyecto  surge como un espacio alternativo para el rescate de la memoria histórica a través de la organización de trabajos que impulsen el interés sobre la cultura (danza, teatro, música, literatura) en niños, jóvenes y adultos.

Para Obed Alfaro, coordinador adjunto de Maktub, las gestiones en pro del fortalecimiento de la cultura ya se venían realizando desde la Casa Tomada del Centro, la cual, comenta sirvió de experiencia para el montaje del nuevo proyecto ya que muchas de las dinámicas trabajadas ahí han sido retomadas por el café.

“Luego del  reclamo de los propietarios por el inmueble y tras los problemas jurídicos  suscitados en la Casa Tomada se nos acerca Héctor Bigit y  nos plantea la idea de retomar el trabajo cultural en el edificio Letona del centro de San Salvador.” Expresó Alfaro.

Fue así como el 15 de agosto del 2015, tras el cierre de la Casa tomada del Centro, nace el plan de intervención cultural Café Maktub. Para Héctor Bigit, dueño del espacio, su incentivo de colaborar con este grupo de jóvenes surge con el motivo de crear la sensibilización e identificación a nuestras raíces. Según Bigit, la propuesta aporta a la transformación de una sociedad.

 “El  café Maktub es mi aporte para que los jóvenes se alejan de los problemas y la violencia”, expresó Héctor Bigit.

Para quienes ayudaron a la fundación de Maktub, los ejes fundamentales para el trabajo están en el fomento de las artes plásticas, teatro, la danza, música y la literatura por medio de procesos lúdicos sociales.

“Lo que estaba escrito o predestinado” es el significado de la palabra Maktub; para los encargados del trabajo cultural el nombre florece tras conocer por medio de datos e indagaciones que el mismo lugar fue utilizado como santuario para para enaltecer la  cultura a través de los talleres impartidos por la  pintora salvadoreña Julia Díaz.

Muchas otras propuestas han sido las pioneras para abrir espacios alternos dentro del centro histórico. Entre ellos se encuentra: La Caberna y el Centro de Artes Hermanos Aguilar. Estos mismos han sido teloneros de espacios de intervención para la promoción de la cultura en el eje de San Salvador.

Dentro de Maktub,  el café y la cultura es una buena combinación para el fomento de las actividades artísticas; es por ello  que el  sitio no da lugar a la distracción  en cuanto a la venta del consumo de alcohol.

Para Roberto Guevara, visitante del Café, estos espacios como el Centro de Artes de los Hermanos Aguilar y Maktub, son como un oasis para el rescate de la cultura viva.

“Estos sitios deben hacer de  San Salvador un museo, ya que estos lugares nos sirven para pensar, escribir, leer e imaginarte el mundo” manifestó Guevara.

Por otra parte artistas como Cristian López, Isaac Martínez, Gerardo Gómez  sumergen a los visitantes en el mundo de los colores por medio de sus obras pictóricas; fotógrafos como Francisco Campos son parte de la galería de imágenes que muestra El Salvador de hoy y del pasado; un estante de libros usados adorna el santuario cultural.

Para Obed Alfaro cada uno de los talleres impartidos en Maktub busca ser una herramienta de introducción hacia las artes en los jóvenes, quienes pueden ser capaces de ver cada una de estas propuestas como una opción de vida.

“Maktub funciona como un centro del arte por el arte, es decir la mayoría de las actividades no tienen ningún costo”, añadió.

Dentro de las actividades a desarrollarse en Maktub se encuentran clases de italiano, expresión corporal, expresión de voz, talleres de dibujo natural, pintura y estatuismo durante todo este mes de abril y mayo.

La vista periferia hacia el centro de San Salvador hace que el lugar despierte la magia del espectador. Niños, jóvenes y adultos se suman a la intervención cultural presentados por el Café Cultural Maktub.


Compartir

Escribir un comentario

Norma de uso obligatoria

  • Los comentarios tienen que referirse al tema publicado
  • No se publicarán comentarios fuera de la ley local (difamaciones)
  • No está permitido el lenguaje soez ni ataques personales
  • Reservamos el derecho de eliminar comentarios inapropiados
  • Comentarios breves, no más de 20 líneas
  • No publicaremos anónimos ni falsas identidades

Aclaramos que no publicamos comentarios automáticamente

La opinión de los lectores, no es la de contrACultura


Código de seguridad
Refescar