contrACultura

Diario Digital ContraPunto

San Salvador, 21 de Agosto de 2017

«Mi hombro es una lágrima» de Luis Borja

luis-borja

Una conversación con el poeta salvadoreño Luis Borja sobre su nuevo libro, Mi hombro es una lágrima (THC Editores, 2016).

El sujeto proyectado sobre la ciudad es un sujeto fragmentado en

la diversidad simbólica.  Esto le ocasiona un cuestionamiento o

simplemente una pasividad ante el devenir del tiempo.  

Luis Borja

Por Evelyn Galindo (*)

Madison, Wisconsin/ San Salvador.-Una conversación con Luis Borja sobre su nuevo libro, Mi hombro es una lágrima:

Puedes comentar tu proceso de escribir los poemas de "Mi hombro es una lágrima" y la temática:

Es un ejercicio de escritura, y como resultado un breve homenaje a un fantasma. Por eso este poemario es simple, gris y ligero. Desarrolla situaciones cotidianas de los sujetos, no busco nada en el poemario, sino escribir, sostenerme escribiendo. Pero tampoco puedo dejar de lado lo que me rodea: la agonía, la simpleza, los parques, la ciudad o la nada.

¿Cuáles son tus autores o poetas predilectos y qué efecto tienen estos en tu propia escritura?  ¿Qué vínculo hay entre tu obra y la de otros autores y poetas?

Vicente Aleixandre, sin duda. Leopoldo María Panero también. Tienen una gran influencia en mí, sin duda "la angustia de la influencia" como la plantea Bloom siempre  es un gran problema. Matar al "padre" literario siempre es un reto que a veces los escritores que comenzamos a escribir, no logramos superar. Así pues, la crítica siempre está en busca de las otras voces dentro del texto.  Creo que el mayor aporte que hace cada poeta (que si bien trata las mismas temáticas) es impregnar una voz que represente su individualidad en cada texto.

¿Qué opinión tienes de la producción literaria salvadoreña actual? (De la producción poética en específico)

Es una producción intensa. Tanto por la proliferación de proyectos editoriales como por la proliferación de editoriales cartoneras. Se están visibilizando nuevos poetas.

Recientemente La Chifurnia, hizo un concurso en donde salieron ganadores poetas jóvenes: Jorge, Melissa y Alberto.

Eso es bueno para la poesía porque se refrescan nuevos temas, nuevas individualidades, nuevas voces. Es decir, se establecen diálogos.

Los problemas son las "clicas" de poetas. Se establecen grandes rivalidades que no abonan al desarrollo de la literatura, al contrario, se estanca en problemas individuales y no literarios.

Hablemos del detalle como dice Foucault...en los detalles están las pistas para entender las cosas importantes... Si fueras a dar una clase sobre la poesía salvadoreña, ¿Cuáles son los cinco libros que incluirías?

1. Trinchera  Gilberto González y Contreras

2.  Cuscatlán en TV. de Oswaldo Escobar Velado

3.  El turno del ofendido de Roque Dalton o en su defecto Las historias prohibidas del pulgarcito

4.  Escribir de Alfonso Hernández

5.  Negro, Alfonso Fajardo.

En este libro hay muchos espacios, pero no hay un hogar.  Históricamente el nomadismo era el vivir errante, el carecer de domicilio.  Comente el nomadismo en los poemas de este libro:

Si es que existe un nomadismo en esos textos, será un nomadismo existencial o emotivo. El sujeto proyectado sobre la ciudad es un sujeto fragmentado en la diversidad simbólica. Esto le ocasiona un cuestionamiento o simplemente una pasividad ante el devenir del tiempo. Un sujeto difuso sobre su propia lengua (hábitat), que a la larga ha reproducido ese universo simbólico en la misma ciudad, ha re-creado estos nuevos espacios de "convivencia" o de exclusión.

El poder también se ejerce en estos espacios y sobre estos sujetos habituados ya no al manicomio, sino a los bares, a los café, etc.

Puedes comentar la influencia del mercado y de las editoriales en tu proceso de escribir:

Ninguno, mis libros los regalo a veces. El de Visor (no poseo ninguno), de Pus tampoco poseo ningún ejemplar, de ellos se encarga la editorial del Gabo, y los que saco con THC Editores, los he regalado. No escribo para vender, ni por encargo, escribo por delirar, como dijo el maestro Panero.

¿Cuál es la mejor manera de terminar un poema?

No sé, soy malo para los finales.

 

(Una selección de poemas de Mi hombro es una lágrima de Luis Borja)

La tristeza se comprende en los parques.

I

La línea del tiempo es una cicatriz en la cara

En ella se impregna toda la tristeza por la tardes

¿Hoy es lunes o domingo?

es el día de la tristeza en los parques

No

Hoy es el día que la amargura se queda atada a las bancas

El día en que los huesos se vuelven más cansados

El día que mis ojos se tragan el mundo

No

La tristeza no está en los parques

Son los años sedientos de la nada

Sedientos del sinsabor de los días

 

II

El parque es un ataúd a las cinco de la tarde

Veamos a todos sus muertos contemplar la agonía [del día.

¿Cuantos años tiene usted Don Rubén?

Tengo 75 golpes en la cara

El sueño de la palabra en mi lengua

 

Tengo, jovencito, las manos abiertas para el poema

Para que encuentre en ellas el ritmo del agobio

Porque no es fácil, niño

No es fácil ser el cemento

o la carne postrada para el paisaje.

Yo tuve la fuerza del verso en mis puños

Lo amargo del verbo vivir

Sí lo tuve

Lo tuve como se tiene una esperanza

Ahora véame

Vea mi aliento al filo de un café

Vea mi cara cortada por las agujas del reloj

Tengo 75 golpes en la cara

Tengo la edad del tedio y las ganas de morirme ya

 

Mi hombro es una lágrima

Mi hombro tiene el tamaño de tus penas

Esta cansado de escuchar tus agonías de niña perdida

Ayer por ejemplo me dijiste que el mundo era un puñado de mierda

Que estabas cansada del golpe que te daba la nostalgia

Que día a día encontrabas en tus arrugas un deseo enorme de matarte

Que amabas locamente los cuartos llenos de moscas

Y que algún día matarías el amor de una manera violenta

Por la tardes -me dijiste- encuentro en mi esposo la amargura del silencio

el golpe exaltado de las rutinas

por las tardes encuentras 43 veces la tristeza en sus nudillos

Sí,

es que la tristeza tiene la forma de un golpe –me dices-

Lloras

Y mi hombro es una lágrima

 

Porque llorar es arrojarse con todas las heridas abiertas al agua

Porque llorar es lo más cercano al suicidio

Lloras y tengo en mis manos tu corazón descompuesto

Pero piensas en tus hijos

Me hablas de tus hijos

Me entristeces con tus hijos

Porque que sabes que al igual que ti yo también tengo hijos

Porque yo también estoy enfermo de su ternura.

 

Pago

El día comienza en los picos de los gallos

La ventana se hace un beso de luz sobre la cama

Me siento

y dejo caer los pies como hojas secas sobre el piso

Comienza el juego de la espera

Comienza todo

y el día triste con su boca de ceniza mastica mi [cuerpo ante el paso de las horas.

Veo en el primer cigarro del día el tedio [desmoronándose

Con su lengua de humo me confirma lo gris del día.

Estoy esperando

Sigo esperando desde hace días

Desayuno con lo amargo de mi lengua todas las sonrisas de mis hijos

-Ellos confían en mí y yo me refugio en el hueco de sus dientes-

Estoy esperando

Sigo esperando desde hace días que el teléfono me confirme la transacción

A media mañana divago que la espera tiene la inmensidad del polvo

 

Meditabundo hundo mis ojos en la esperanza de la piedra y no encuentro respuesta

Decido adelantarme a la angustia con la pesadez de mis pasos y marcho junto al asombro

Me descubro dialogando con el cajero automático

Para que deje la letanía de la culpa a un lado

Porque no tiene nada que darme

Ni siquiera la inclemencia del golpe en los poros del pecho ( por mi culpa por mi culpa por mi gran culpa)

Junto mis hombros como una plegaria de consuelo y salgo empuñando en mis bolsas la estación de la nada

Estoy esperando

Sigo esperando

Y sin rumbo me voy de regreso al delirio

porque hay alguien que me espera en casa para refugiarme en el hueco de sus dientes

 

(*) Colaboradora de contrACultura.

Compartir

Escribir un comentario

Norma de uso obligatoria

  • Los comentarios tienen que referirse al tema publicado
  • No se publicarán comentarios fuera de la ley local (difamaciones)
  • No está permitido el lenguaje soez ni ataques personales
  • Reservamos el derecho de eliminar comentarios inapropiados
  • Comentarios breves, no más de 20 líneas
  • No publicaremos anónimos ni falsas identidades

Aclaramos que no publicamos comentarios automáticamente

La opinión de los lectores, no es la de contrACultura


Código de seguridad
Refescar