contrACultura

Diario Digital ContraPunto

San Salvador, 21 de oct. de 2017

Opinión

La Platicósfera

Por: Iris Monge

Me quema el sol
y con su jugo de naranja
me baña a mí,
calor tostado hacia La Pampa;
soplando voy
en un carrito con dos alas,
y remo así
como volando en una lancha.

¡Qué lejos!, ¡hoy!
los girasoles y lavandas
me bailan, sí,
brillando al horizonte salvan
cantando al sol,
le piden lluvia pa’ La Pampa
de agua, sí,
y no veneno, ¡no hagas trampa!


De lejos soy
pero he volado sobre playas
y es simple, si...
Tu mundo no coloca jaulas
¡Vayamos pues
con acuarelas a quitarlas!
La tierra al fin
tendrá lo suyo y no otra capa.


Dedicado al exterminio de un antiguo campo verde llamado Pampa Argentina y que hoy se convierte, gracias a los humanos y sus construcciones de grandes diques, en un desierto.

Otras vacaciones sin salir de casa

 

Hace varios días que las vacaciones de Semana Santa finalizaron y ya el peso de la rutina ha comenzado a afectarnos. Sentimos que fueron muy pocos los días de diversión y en algunos casos, lo invertido en recursos económicos no compensó el descanso recibido. No permitamos que tal situación nos desequilibre pues aunque parezca cliché, o el disco de nunca acabar, podemos disfrutar de más vacaciones adentrándonos en el mundo de la lectura.


¿Nuestro espíritu es aventurero con un toque de fantasía? Julio Verne y el Capitán Nemo nos esperan para que los acompañemos en un viaje de veinte mil leguas, o Míster Fogg en su globo, sobrevolando la tierra en 80 días, o acompañando a Miguel Strogoff en su viaje como oficial de correo del zar, por las estepas siberianas de finales del siglo XIX.


¿Nos gustan las aventuras de jóvenes en historias amenas y divertidas? Tom Sawyer y Huck Finn nos pueden ayudar, de la mano de Mark Twain, o el grumete Jim sorteando mil peligros en la isla del tesoro, retratada tan magistralmente por R.L. Stevenson.


¿Literatura nacional? Por supuesto, las aventuras de Camencha en su natal Armenia, la famosa Tierra de Infancia de Claudia Lars. Ambrogi, Gavidia, Lindo, Salarrué con sus cuentos de barro y cuentos de cipotes,  tantos tesoros literarios convertidos en cuentos o poemas al acceso de todos.


¿Poesía joven, nuevos exponentes? Claro que sí, con la enorme ventaja de que podemos disfrutar de su presencia, no solo de su obra, ahora que continuamente se llevan a cabo encuentros y festivales poéticos. Nos visitan, nos leen, nos comparten su obra y lo que tenemos que hacer es asistir. Sencillo.


Hemos recordado algunas de las obras magistrales de la literatura universal y nacional a propósito de que este 23 de abril se conmemora una vez más el Día Mundial del Libro y los Derechos de Autor. Fue en la Conferencia General de la UNESCO celebrada en París en 1995 cuando se acordó rendir un merecido homenaje a los libros y sus autores el 23 de abril de cada año, para lo que se proclamaría una capital de algún país, como capital mundial del libro. Este año corresponde a la ciudad polaca de Wroclaw. La UNESCO y las tres organizaciones profesionales internacionales del mundo del libro (la Unión Internacional de Editores, la Federación Internacional de Libreros y la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias) son las responsables de la elección.


El 23 de abril es una fecha histórica de gran trascendencia. Justamente ese día fallecieron los grandes exponentes de la literatura universal: William Shakespeare, Miguel de Cervantes y el Inca Garcilaso de la Vega, el 23 de abril de 1616. Justamente este año estaremos conmemorando una de las efemérides más importantes del mundo literario, 400 años de la partida física de estos tres genios.


Entonces no hay excusa para que no podamos continuar con nuestras vacaciones. Literatura universal, europea, latinoamericana, salvadoreña, la humanidad ha dejado su huella y es preciso que la reconozcamos, entendiendo sus signos y visiones. Caminemos esos pasos y dejemos que nuestras ideas se nutran. Leamos.

«No matarás»: lecciones de Argentina

EvelynGalindoByN

«¿Hasta qué punto debe contestar la izquierda por las muertes cometidas en la guerra? Esta cuestión de la responsabilidad por los crímenes de la guerra se da en Argentina en 2005. La traigo a colación para abrir una reflexión sobre la responsabilidad de la izquierda salvadoreña en las muertes cometidas en la guerra de los setenta y ochenta»