contrACultura

Diario Digital ContraPunto

San Salvador, 23 de oct. de 2017
Imprimir

¡Paolo, cerveza!

 

David narra momentos de bromas entre periodistas para disipar las tensiones o el tedio Por David Ernesto Pérez

SAN SALVADOR - Protegidos del sol bajo un toldo de la Dirección de Centros Penales estábamos un grupo de periodistas esperando que llegara el secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, quien ese día se reunión con los líderes de las principales pandillas del país.

Mientras no apareciera, todos continuábamos en la rutina de esperar – a veces hay que tener mucha paciencia y saber aguantar-, de pronto apareció Monseñor Fabio Colindres y Raúl Mijango, ambos seguidos de cerca por el periodista Paolo Luers. Los tres entraron al recinto del Centro Penal La Esperanza, mejor conocido por “Mariona” o “Miami”.

Luers, también como periodista, tuvo que esperar el mismo trámite que el resto, comentaron inmediatamente varios colegas, mientras que el fotoperiodista de la Associated Press, Luis Romero “La Muñeca” no perdió tiempo y le gritó al aventajado “¡Paolo, cerveza! La risa fue generalizada y relajó los comentarios.

La alusión a la bebida, eminentemente alemana, es porque Luers es propietario, se dice en las calles, del bar La Ventana, ubicado en la colonia Escalón, a unos pasos de la Plaza Palestina.

Al cabo de los minutos Insulza llegó, entró a los recintos y le siguieron los primeros compañeros a hacer tomas de video, a tomar fotografías mientras el resto seguíamos bajo la luz solar disimulada por los toldos.

En las primeras fotografías se pudo observar a Insulza y los mediadores al centro, a los lados –izquierda el barrio 18 y a la derecha la MS 13- anunciando nuevas medidas para avanzar en la “tregua”.

Asimismo, solicitaron la intervención de la OEA y el organismo respondió ofreciendo ser el “garante” del proceso.

Al final el secretario de la OEA se retiró y los integrantes de pandillas convocaron a los medios de comunicación para anunciarles las medidas.

Todo mundo se sorprendió al ver la mesa: Mijango al centro, a su derecha Carlos Mojica Lechuga “Viejo Lin” de la 18, y a la izquierda Tiberio Valladares “Tiberio” de la MS.

Juntos, después de una sangrienta guerra entre pandillas de más de quince años, ambos bandos se sentaron en la misma mesa para anunciar el “desarme parcial” de los grupos que lideran.

Desgraciadamente en ese momento “La Muñeca” estaba demasiado ocupado haciendo fotos, aunque hubiera sido un excelente toque que gritara nuevamente “¡Paolo, cerveza!”

Compartir

Escribir un comentario

Norma de uso obligatoria

  • Los comentarios tienen que referirse al tema publicado
  • No se publicarán comentarios fuera de la ley local (difamaciones)
  • No está permitido el lenguaje soez ni ataques personales
  • Reservamos el derecho de eliminar comentarios inapropiados
  • Comentarios breves, no más de 20 líneas
  • No publicaremos anónimos ni falsas identidades

Aclaramos que no publicamos comentarios automáticamente

La opinión de los lectores, no es la de contrACultura


Código de seguridad
Refescar