contrACultura

Diario Digital ContraPunto

San Salvador, 25 de Marzo de 2017

Salarrué – La unión de los opuestos

Se trata de una contribución “singular” a  la política del género en El Salvador Rafael Lara-Martínez (*)

NUEVO MEXICO - “Es absolutamente necesario que las cosas que tienen sus contrarias sólo nazcan de estas contrarias [al engendrarse] recíprocamente girando en un círculo” (Platón, Fedón o del alma).  Esta idea platónica encuentra en Salarrué una de sus mejores expresiones.  

Los contrarios políticos y los de género se revierten “por una doble operación que lleva de” lo masculino a lo femenino, viceversa, y de lo radical a lo reaccionario, viceversa.  Se trata de un ciclo ininterrumpido en su rotación diaria, anual.  “Todas las cosas vienen de sus contrarias; es una cosa demostrada”.  

Uno de los tanto olvidos sutiles de la década de los treinta testimonia de la conversión de los opuestos.  Se intitula Amatl. Correo del Maestro (1939), cuyo emblema traspone lo náhuatl-mexicano a lo náhuat-pipil.  La revista descubre el punto de encuentro entre el Ministerio de Instrucción Pública y Salarrué en su afición indigenista, teosófica y astrológica.  Las semblanzas regionalistas las acompañan los hindúes Jinarajadasa y Tagore, al igual que el signo zodiacal de la fecha de edición.  

Surescate nacionalista se volverá luego “el testimonio global de la realidadcampesina de El Salvador” hacia finales de los sesenta (Dalton).  Al reinventar la nación por el “leer yescribir” masferreriano, el modelo nacional-socialista lo admira el compromisode la izquierda.  Pero olvida reconocerleal Ministerio de Instrucción Pública del estado el difundir ese “testimonio” enla esfera pedagógica nacional.

Las reversiones no se detienen en esta referencia política directa.  No las agota la unidad indigenismo-teosofía-nacionalidad, porque el cuerpo mismo del escritor testifica de su antónimo, el espíritu y lo astral.

Su huella se llama sexualidad humana.  En Amatl, las enseñanzas de Sigmund Freud suplantan toda mención de su discípulo renegado: Carl Jung.  Pese al contenido religioso del suizo, su nombre no aparece citado en la revista. En cambio, Freud figura por el enlace dinámico de la psique al cuerpo, viceversa.  

Sin la experiencia de “la carne” y de la concupiscencia —“un buen libro de estudiopara los hombres”, dice Salarrué— no habría conocimiento de lo astral.  Desde la fecha clave de 1932, la auténticanotarial del salto mortal del espíritu fuera del cuerpo lo propulsa el coito.  

La relación carnal de Salarrué con Gnarda —una “bella” afro-descendiente “desnuda”—le permite completar un viaje astral más que sublime.  La carne y el espíritu se sueldan en la unidad indisoluble de “las cosas contrarias”.

Sus contemporáneos —Luis Gallegos Valdés y Hugo Lindo— no olvidan mencionar que lasexualidad define una de las temáticas de su fantasía teosófica.  Pero el auge de los estudios de género no redundaen un examen de esta esfera “humana, demasiado humana”.  

Por lo contrario, se produce un retroceso puritano que tacha esa dimensión social.  Los críticos conservadores muestran un netoliberalismo frente al silencio actual, el de los conservadores revolucionarios.  Se trata de una nueva reversión de los opuestos.  

La temáticas de la bisexualidad en “La singular aventura”, de la necrofilia en “La momia”, el onanismo bisexual en “El espejo”, el travestismo en Íngrimo, la esquizofrenia como cultura nacional escindida en el género-espacio-tiempo, etc.  se silencian. Se trata de una contribución “singular” a  la política del género en El Salvador.  A una política que el conservadurismo revolucionario acalla.

Así se completa la unión de los opuestos en Salarrué. La coronan el “testimonio de lo campesino”, oprimido desde 1932, el que disemina el Ministerio de Instrucción Pública en 1939, y el silencio de la dimensión corporal y sexual del ser humano tan en boga en el 2012. 

Compartir

Escribir un comentario

Norma de uso obligatoria

  • Los comentarios tienen que referirse al tema publicado
  • No se publicarán comentarios fuera de la ley local (difamaciones)
  • No está permitido el lenguaje soez ni ataques personales
  • Reservamos el derecho de eliminar comentarios inapropiados
  • Comentarios breves, no más de 20 líneas
  • No publicaremos anónimos ni falsas identidades

Aclaramos que no publicamos comentarios automáticamente

La opinión de los lectores, no es la de contrACultura


Código de seguridad
Refescar