contrACultura

Diario Digital ContraPunto

San Salvador, 27 de Junio de 2017
Imprimir

Sobrenaturalmente Kijadurías

fotok

La Alianza Francesa fue la sede de este conversatorio para el poeta Alfonso Kijadurías.



Por Miriam García.

SAN SALVADOR-Alfonso Kijadurías admitió haber sido asaltado por sorpresa con este conversatorio que ha organizado la Alianza Francesa y sus amigos, titulado “Poeta naturalmente sobrenatural”, en referencia a su libro “Los Estados Sobrenaturales”. Ricardo Aguilar, Miguel Huezo Mixco, Rafael Mendoza y Eduardo Sancho se dieron cita para hablar de este poeta quezaltepequeño, radicado en Vancouver desde hace 25 años, en este conversatorio para un poeta “naturalmente sobrenatural”.

Kijadurías es un hombre sencillo, de voz suave y calma. Lo definen como un hombre tranquilo y humilde, y lo es ciertamente. La Tertulia giraría más adelante alrededor de él, su vida y su trabajo literario, y en su turno, se defenderá con lo mejor que tiene: su poesía.

Desde una media hora antes que el conversatorio iniciara, ya estaba rodeado de amistades. Miguel Huezo Mixco, por ejemplo, ya compartía unas papas y una copa de vino con él, junto a otras mujeres y conocidos. Reían, recordaban avatares del tiempo y las letras. Mientras se acercaba el momento de iniciar la actividad, los asistentes que iban llegando se acercaban a Kijadurias, lo saludaban, lo abrazaban, y algunos hablaban de su inminente regreso a Vancouver antes que febrero termine.

Poco a poco, las sillas reservadas para los asistentes del conversatorio se fueron llenando, y poco después de las ocho de la noche, fue el banderillazo de salida. Con un poema en francés, de parte de la Alianza, para Kijadurías, inició la actividad, y luego, con las palabras de Ricardo, quien presentó primero a Eduardo Sancho.

Eduardo le dedicó una crónica a Kijadurías, donde perfiló su amistad con él, que navegó en el tiempo y las circunstancias. “Una vez, Roque Dalton me dijo que Alfonso es una revelación. Le faltó decir que una revelación de los sobrenatural del arte, de los escribanos” dijo, en referencia a Ricardo. Sancho describió a Alfonso, y a todos los que están en los mismos números como la “generación de la utopía”. Comenta también que en su casa de Quezaltepeque abundan libros, café y curiosidades, entre anécdotas que hacen sonreír al público, define a Alfonso como un sembrador de utopía. “eso es lo grandioso de los poetas. Que no se dan cuenta que están en este mundo en la transición”.
Al finalizar su intervención, Eduardo Sancho le obsequió a Alfonso dos libros de autores cubanos, uno de Alejo Carpentier y otro de José Lezama Lima, en ediciones “de lujo cubanas” que sacaron una sincera sonrisa de Alfonso.


img 0372 - copia 2

Rafael Mendoza, el siguiente ponente, admitió que si estaba preparado.  Sus palabras se decantaron por “el universo existencial” presente en la poesía de Kijadurías. Comenzó retomando las palabras del profesor Elías Ramos, de la Universidad Northridge de California, quien define la poesía de Kijadurías como “poesía en trance de revelación, errante, contradictoria oscura”. Mendoza habló de la trascendencia en el cosmos de la poesía de Alfonso. “aunque no lleguemos a establecer plenamente cuánto hay de existencial en la obra ‘kijaduriana’, deseamos descubrir algunas de sus coordenadas que nos demuestren lo cara de su musa, porque es una musa cara. De calidad”. Definió al poeta como un hombre sencillo y humilde, cuyas letras trascienden de su tiempo y espacio hasta llegar al cosmos, a través de sus versos; y además revela que Octavio Paz es uno de los favoritos de Kijadurías.

Cuando le llegó el turno a Miguel Huezo Mixco, comentó que siendo un joven de 22 años conoció a Kijadurías, y a la vez a Ricardo Aguilar, pues “parecía la sombra de Alfonso”. A Mendoza lo conoció en los tiempos del Café Skandia, donde los jóvenes de entonces llegaban a buscar la guía de los poetas consagrados. En esos días, un poeta, a quien no menciona, le dijo al leer sus versos primerizos “¿Cómo querés que te corrija?¿Con lápiz o con brocha?”.
La amistad con Eduardo Sancho, contó también, nació por los avatares del tiempo de la guerra, mientras el Ejército les planteaba un duro cerco. Finalizó diciendo que se siente afortunado de contarse entre los amigos de Alfonso, a quien tiene grande estima.

Cuando fue el turno de Kijadurías, agradeció la noche dedicada a sus versos, y se definió como un apasionado lector de poetas franceses. Su intervención en verdad fue pequeña y cerró de una manera simpática: “cómo se corre el riesgo a veces cuando uno habla de poesía de sufrir lo que padeció el ciempiés cuando le preguntó el gusano como hacia para coordinar sus pasos. El ciempiés se quedó pensativo, y se echó zancadilla”

Con una lejana tonada de “Pretty Woman” que llegó hasta la Alianza Francesa desde algún sitio aledaño, abrió un  pequeño recital de sus poesías con “Secreto”: “Que el amor es la muerte/bien lo sabes/porque a veces te lo he dicho...”

Antes de cerrar la tertulia, un asistente del público le pidió al moderador, Ricardo Aguilar, que contara que historia lo une a Alfonso.“Teníamos una gran afinidad espiritual” dice Aguilar,; y que ambos se haya criado en el campo les unió aún más. “Hemos empezado a descubrir que hasta familiares podemos ser”. Ambos “mochilearon”  hasta el Cuzco y de vuelta, y también editaron un suplemento llamado “La tortuga emplumada” en 1974. Y aún no renuncian a los proyectos literarios.

Para finalizar, no faltaron las fotografías, libros de Kijadurías que obsequiaba Aguilar y que el poeta firmaba con dedicatorias; los apretones de mano y el “vino de la amistad” que ofrece la Alianza Francesa.
Fue una noche anacrónica, donde el pasado y el presente se mezclaron en un sólo verso que trascendió hasta el cosmos de la poesía y la historia.

img 0388 - copia
Entrevista con Alfonso Kijadurías.


¿De que trata el libro de los “Estados Sobrenaturales”?

Bueno, fue un libro experimental, yo buscaba encontrarme mi propia voz, mi propio estilo después de múltiples lecturas de poetas europeos, ingleses, españoles.

¿Tiene alguna influencia marcada?

En un tiempo me sentí influenciado por Pablo Neruda, César Vallejo. Creo que no sólo yo. Muchos poetas de mi generación estaban influenciados por esas dos voces. Posteriormente, que leí poetas europeos, españoles, como Cernuda, o mexicanos como Octavio Paz. tmabén marcaban ciertos tonos en mis poemas.

¿Y eso se refleja en los “Estados Sobrenaturales”?

No, porque hay un rompimiento. Es como una búsqueda interior. Aunque no creo que uno escapa totalmente a las influencias. La literatura, toda la literatura está escrita por muchas voces. Al final es cómo crear el poema cósmico. Todos nos influimos mutuamente.

¿Parte de su vida en Quezaltepeque, o parte de su infancia está reflejada en lo que usted escribe?

Si. Uno siempre habla del paraíso perdido, que es la infancia. La infancia lo marca a uno para siempre. Yo nací entre el campo y la ciudad. Temporadas vivía en el campo y temporadas vivía en la ciudad. De alguna manera mi amor por la naturaleza está presente en algunos de mis poemas.

¿De los escritores salvadoreños, poetas salvadoreños quienes le han influenciado o impactado?

Bueno, indiscutiblemente, Salarrué, Roque Dalton. Roque Dalton en el sentido de aquel poeta que experimentó con la forma, y por una coincidencia mi libro de “Los Estados Sobrenaturales” se da en la misma, el mismo año que él escribe “Taberna y Otros Lugares”, en donde Roque incorpora la prosa y en mi libro son poemas en prosa, o sea, el “Prosema”; que es la combinación entre prosa y poesía.
En Latinoamérica, a excepción de Mejía Sánchez, en Nicaragua, eran pocos los poetas que incursionaron en esa forma, aunque fuera muy antigua. En la poesía francesa la encuentra en Rimbaud y Baudelaire y en la poesía española, en Juan Ramón Jiménez.

¿Que otras publicaciones suyas le han impactado más, le han gustado más por alguna razón?

Bueno, la antología que se llama “Toda razón dispersa” , es una antología de mi poesía. Pero, claro, un artista nunca está contento con su obra. Siempre hay la pretensión de mejorarla o de perfeccionar, ¿verdad?.

Compartir

Escribir un comentario

Norma de uso obligatoria

  • Los comentarios tienen que referirse al tema publicado
  • No se publicarán comentarios fuera de la ley local (difamaciones)
  • No está permitido el lenguaje soez ni ataques personales
  • Reservamos el derecho de eliminar comentarios inapropiados
  • Comentarios breves, no más de 20 líneas
  • No publicaremos anónimos ni falsas identidades

Aclaramos que no publicamos comentarios automáticamente

La opinión de los lectores, no es la de contrACultura


Código de seguridad
Refescar